Warning: A non-numeric value encountered in /homepages/7/d662108888/htdocs/clickandbuilds/WebdelCrculoEmeritense/wp-content/themes/kinetika/functions.php on line 914
logo

Historia

Historia del Círculo Emeritense

Reglamento de 1895El primer artículo del estatuto de 1895 dice: “La Sociedad Circulo Emeritense se funda en el año 1870, es una socie­dad no lucrativa de carácter apolítico, domiciliada en Mérida, en la plaza de la Constitución, número 22, en edificio de su propiedad, cuyos fines son proporcionar a sus socios, cómodo y agradable solaz, recreos líricos, fiestas y entretenimientos propios de la buena Sociedad, además de la organización de actos Culturales y Artísticos”.

En esta época que se crea el Círculo Emeritense ya existía la sociedad más antigua de Mérida, la Real Sociedad Es­pañola Amigos del País, que se funda en marzo de 1851 y finaliza sus activida­des un poco antes de la guerra civil es­pañola, siendo presidente el farmacéutico y cronista de la prensa local, César Murillo de la Cueva.

Posteriormente se crearían otras sociedades como el Círculo de Artesanos que tuvo en Mérida una impor­tante implantación, ubicado en la ca­lle Cipriano Piñero, hoy Félix Valverde Lillo y en la calle San Salvador; la Tercia, de signo republicano en la calle Bastimento hoy Los Maestros y en 1901, el Liceo. Otras sociedades se dedicaban más a lo lúdico: El Disloque, Las Delicias, Pósito, la Amistad, Exprés (estos últimos se fundieron en La Unión) y, el más representativo de la cultura emeritense: el Teatro Ponce de León.

Reglamento de 1941Tenemos un recibo de 1876: 'El socio D. Alfonso Pacheco y Blanes ha pa­gado la cantidad de doce rs. Vn. Por la mensualidad corriente. Mérida 22 de Julio de 1876. Vº Bº el presidente, Soto y El Secretario, Juan J. Fuentes'.

El propietario del local fue Narciso Fernández, que se lo vendió a la sociedad, según el Archivo de Mérida, entre 1883-1886. No concuerda con el regla­mento de 1895 que dice que desde el principio fue de su propiedad.

La Junta directiva de 1895 fue: presi­dente, Manuel Romero; vicepresiden­te, Juan Macías Bruñuela; contador, Felipe Areno; tesorero, Benigno García de Vínuesa y Alfredo Pulido; bibliotecario, Alfredo Gilbar y secretario, Guillermo Pablo. La comi­sión auxiliar la componían: José Ru­bio, José López de Ayala, Francisco Suárez Miñano, Miguel Nogales, José María Delgado Merino (mi abuelo), Ramón Enciso, Miguel Calderón, Luis Macías, Faustino Fernández, Antonio R de Morales y Pedro María Plano. Una junta directiva de lujo.

La prensa de la época El Emeriten­se, El León Ibero, El Montero Extremeño, La República y El Noticiero Emeritense se hacen eco en repetidas ocasiones de las actividades que se desarrollan en el Círculo Emeritense, principalmen­te referidas a bailes de sociedad en días festivos o ferias de la ciudad.

Se han realizado distintas obras. La mayor de todas finalizó en 1897, como lo atestigua la placa que hay en la fachada, comenzando un año antes. Posteriormente se hicieron diversas obras que aca­baron con el clasicismo del edificio.

En 1906, el Sr. Gisbert dijo “que viniendo notan­do la poca animación que se ve en el Circulo, habían pensado que un profesor de música ejecutara algunas piezas en el piano”. Todo quedó en la petición ya que algunos socios creyeron más barato un gramófono. “Era más barato y duraba más”.

Sólo tres años, los de la guerra civil, estuvo cerrado. El Casino fue requisa­do por los militares y utilizado como cárcel. Las actas así lo confirman. En una de ellas, en 1939, los directivos piden que los gastos realizados los paguen quienes estuvieron estos años en el Círculo Emeritense.

En los últimos cincuenta años las personas más ligadas a la sociedad como em­pleados fueron los conserjes: Mi­guel Seller Galván (1948- 1963), Manuel López Pérez, Juan Po­rros Alhaja (1963-1984), Ángel Pizarro Chamorro, conserje correturno (1963-1968), José Román Martínez 'Pena' (1984-2001), Antonio García Jiménez (desde 1965) que esta jubilado, Fernando González Guillén (desde 1966) se jubiló y murió recientemente y en la actualidad, Jacinto González Fuerte, que lleva desde 1979 y Santiago García Temprano desde este año de 2016.